Somos un grupo de madres y padres de alumnos del C.P. San Cucao de Llanera que colabora en el buen funcionamiento del centro escolar de nuestr@s hij@s

lunes, 19 de septiembre de 2011

TODO LO QUE NECESITO SABER, LO APRENDÍ EN PREESCOLAR

Como madre, me gusta tener presentes las palabras de la maestra de uno de mis hijos el día de la presentación cuando comenzó su andadura escolar. Tan sólo tenía 3 añinos, y me imagino, que de manera similar a lo que yo sentía, otras madres y otros padres podían estar sintiendo una gran incertidumbre acerca de qué es lo que pueden hacer en el cole, siendo aún tan pequeñ@s. Esta maestra, nos recordó lo importante que es confiar en ellos, no infravalorar sus capacidades y al mismo tiempo también, la importancia de esta época (al fin y al cabo, son sus comienzos... ¡ni más, ni menos!), como base para el posterior aprendizaje en etapas venideras.
 
A propósito de esta cuestión, me topé con esta descripción sublime de Robert Fulghum:
 
"Siendo ya anciano me di cuenta que, ya se, la mayor parte de lo que hace falta para vivir una vida plena, que no es tan complicado. Lo sé. Y lo he sabido desde hace mucho, muchísimo tiempo.

 
Aquí está mi credo : Todo lo que hay que saber sobre cómo vivir y que hacer y cómo debo ser, lo aprendí en el preescolar.


La sabiduría no estaba en la cima de la montaña de la universidad, sino allí, en el cajón de arena.
Estas son las cosas que aprendí:
 1) Compártelo todo. Juega limpio. No le pegues a la gente.


2) Vuelve a poner las cosas donde las encontraste.

3) Limpia siempre lo que ensucies.

4) Pide perdón cuando lastimes a alguien.

5) Lávate las manos antes de comer.

6) Sonrójate.

7) Las galletas calientes y la leche fría son buenas.


8) Vive una vida equilibrada.


9) Aprende algo y piensa en algo.


10) Dibuja, pinta, canta, baila, juega y trabaja cada día un poco.


11) Duerme la siesta. Cuando salgas al mundo, ten cuidado con el tráfico. Tómate de las manos y no te alejes. Permanece atento a lo maravilloso.


12) Recuerda la pequeña semilla en el vaso, las raíces bajan y la planta sube y nadie sabe realmente cómo ni por qué, pero todos somos así. Los peces de colores, los ratones blancos e incluso la pequeña semilla del vaso, todos mueren y nosotros también.




Recuerdo una de las primeras palabras que me enseñaron, una muy grande: Mira.

Todo lo que necesitas saber está allí, en alguna parte. La regla de oro, el amor y la higiene básica. La ecología y la política, la igualdad y la vida sana.




Toma cualquiera de estos ítems y tradúcelo en términos adultos sofisticados y aplícalo a tu vida familiar o a tu trabajo, a tu gobierno o a tu mundo y se mantendrá verdadero, claro y firme. Y aún es verdad, no importa cuán viejo seas, que al salir al mundo es mejor tomarse de las manos y no alejarse demasiado."




Robert Fulghum.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada